Conéctate

Busca aquí tu evento favorito

cine

Amy Farrah Fowler: TBBT

Es posible que la recuerdes como el personaje principal de la serie de NBC Blossom, o la reconozcas como la cerebrito, Amy Farrah Fowler, en la exitosa comedia de CBS The Big Bang Theory, publicó CNN.

Mayim Bialik se ha creado fama en el negocio del entretenimiento, pero también tiene una carrera menos conocida en un campo similar al de su personaje en The Big Bang Theory: la Neurociencia.

Bialik, de 35 años, quien asistirá a su primer Comic-Con en San Diego la próxima semana, estudió neurología en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). También escribió un libro sobre la crianza de los hijos con base en la ciencia de las hormonas implicadas en la relación padres-hijo, que será publicado por Simon & Schuster en 2012.

Anuncios.

«No es que necesites un título en neurociencia para ser un buen padre… pero mis reflexiones sobre la paternidad están absolutamente informadas por mi entendimiento de las hormonas del apego, que fueron el tema de mi tesis», dice.

Hija de profesores y nieta de inmigrantes europeos, Bialik era estudiosa cuando era adolescente y siempre supo que quería ir a la universidad, incluso mientras estaba grabando Blossom.

Anuncios.

«Básicamente, me alejé de la televisión y me fui al campus de la UCLA», comenta.

Obtuvo una licenciatura en neurociencia y en estudios hebreos y judaicos antes de pasar a estudios superiores. Los chicos de las fraternidades en ocasiones le hacían comentarios tontos debido a su pasado en la TV, pero en general, la mayoría de sus compañeros de clases de ciencias parecían mantener las narices metidas en sus libros. «Tenía que crear mi camino con base en mi inteligencia y en mi capacidad intelectual», asegura.

Anuncios.

Su investigación de doctorado en la UCLA se centró en el trastorno obsesivo compulsivo en las personas con el síndrome de Prader-Willi, una rara condición en la que se presenta un mal funcionamiento del hipotálamo. El hipotálamo segrega las hormonas oxitocina y vasopresina.

Su investigación sobre estas hormonas, que son fundamentales para el vínculo madre-hijo, le ayudó a entender los mecanismos biológicos implicados en la crianza de los hijos.

Anuncios.

Por ejemplo, aunque algunas madres se quejan de tener que amamantar a sus bebés cada dos horas durante toda la noche, Bialik aprecia un significado más profundo. Las hormonas que hacen que una madre se sienta más cerca de su hijo se refrescan durante la lactancia. Así que si los bebés quieren leche cada dos horas, eso garantiza una liberación frecuente de hormonas que unen a la madre y al niño.

«Dar pecho al bebé, dormir cerca de él y mantenerlo tan cerca como se pueda, son partes del proceso natural del ser humano», detalla. Bialik también es una defensora de la disciplina suave, y no utilizar la fuerza física contra los niños.

Anuncios.

«Estamos empezando a ver más y más investigación que indica que los niños quedan lastimados cuando tú los lastimas», dice.

Bialik tenía la intención de convertirse en una profesora de investigación, pero ella y su esposo decidieron que la vida académica no les permitiría pasar tanto tiempo con sus hijos.

Anuncios.

Para cuidar a sus dos hijos: uno de casi seis años de edad y otro de casi tres años, ella y su esposo no usan niñeras, cuidadores o guarderías, y ni siquiera confían en miembros de su familia para cuidar de ellos. El esposo de Bialik se queda en casa cuando ella está trabajando, que es alrededor de cada dos semanas.

Entre sus planes está educar a sus hijos en casa. Hay una gran comunidad de educación en casa en su área en Los Ángeles, así que no será necesariamente una experiencia de aislamiento. Hay oportunidades de tener un plan de estudios estructurado con otros niños educados en casa, dice.

Anuncios.

La flexibilidad del programa de educación en el hogar, y la oportunidad de pasar tiempo con sus hijos la mayor parte del día, atrae a Bialik y su esposo. También les atrae tener una independencia de los exámenes estandarizados.

«Especialmente con nuestros niños que son ‘retoños tardíos’ estamos felices de verlos desarrollarse a su propio ritmo», expone. «Nos gusta saber lo que están aprendiendo y cómo».

Anuncios.

Como si no fuera suficiente ser madre y actriz en una popular comedia, Bialik diseñó un plan de estudios de neurociencia para estudiantes de educación media en el hogar. Hace dos años, ella enseñó a 10 afortunados niños todo sobre el cerebro: desde la estructura del cerebro, la médula espinal, cómo funcionan los sentidos, además de las ideas de los primeros pesos pesados de la neuropsicología como Sigmund Freud e Iván Pavlov.

«Creo que la neurociencia es obviamente muy esotérica, pero creo que hay aspectos de ella que pueden ser absolutamente reducidos a un nivel que interese fácilmente a niños de 11, 12 o 13 años de edad».

Anuncios.

El año pasado, enseñó biología y química a tres diferentes clases de escuela primaria y secundaria.

A veces, los escritores y productores de The Big Bang Theory hacen preguntas a Bialik relacionadas con el conocimiento de neurociencia de su personaje, aunque el programa también cuenta con un asesor de física que proporciona anotaciones con exactitud científica.

Anuncios.

«No creo haber conocido un grupo más inteligente de personas juntas, tal vez nunca, incluso en la universidad, que nuestros escritores y productores», dice.

Aunque muchos aficionados están deseando ver a Bialik en el Comic-Con, ella está nerviosa por la experiencia.

Anuncios.

«Soy una persona bastante tranquila. Creo que va a haber mucha gente. Pero creo que será divertido. Me alegro de poder ir con el elenco. Soy amigable con las personas con las que trabajo, lo cual es bueno, para que podamos hacerlo juntos».

Anuncios.
Advertisement