Connect with us

Hi, what are you looking for?

cancun activo

Los Tigres del Norte y un Cachorro Rugieron en Merida

Publicidad

A pesar de su agenda cargada, las inclemencias del tiempo y el ajetreo de los viajes, los Tigres del Norte demostraron la noche del sábado por qué son el "Jefe de jefes" de los grupos al entregarse al público con profesionalismo y complacencias durante tres horas en el concierto ofrecido en el Complejo Deportivo la Inalámbrica.

Pero la sorpresa de la noche fue el dueto de la banda con el niño Benjamín Cerritos Estrella de 10 años, quien cumplió el sueño de cantar "Tumba falsa" con sus ídolos; este pequeño, que tiene una discapacidad visual, tocó su acordeón en tanto Jorge y Hernán le hicieron coros.
Los Tigres se impusieron y hasta el dios Chaac los perdonó: la lluvia de la tarde no perjudicó la velada y a las 22:00 horas en punto aparecieron Jorge, Hernán, Luis, Eduardo y Oscar, surgiendo de las entrañas del escenario en un elevador que los descubrió ante el público mientras iniciaban con la canción "Como aceite y como el agua".
La fiesta se prolongó hasta las 1:05 del domingo, gracias a las complacencias de la banda, hasta "Las mañanitas" cantaron para una de sus fans que cumplió años el sábado.
El grupo preparó una base de canciones y a partir de la primera docena, sus integrantes invitaron a sus seguidores a mandar sus peticiones en papelitos o solicitarlas a todos pulmón desde su lugar, así "Pacas de a kilo", "La Puerta Negra", "Señor locutor", "Mi buena suerte", "La camioneta gris", la polémica "Reina del sur", "El carro rojo", "Pedro y Pablo", "La meserita", "Directo al corazón", "La sala de espera", "El perserverante" y una lista de más de 30 canciones.
La canción más celebrada de la noche fue "Jefe de Jefes", emblemático tema que puso a cantar a todos dirigiendo muestras de cariños a la banda rindiéndoles pleitesía por ser una leyenda musical conectada a su gente, su público.

Publicidad
No podían "Camelia la texana", "El niño y la boda", "Prisión de amor", "Golpes en el corazón", "Porque no pude enamorarme más", "El taxista", "La granja", "Mi fantasía", "El tahúr" y fue con "Agua salada" cuando desaparecieron por los compartimentos bajando del escenario en sus elevadores personales al tiempo que el grito de ¡Otra! ¡Otra! Se escuchaba en el aire y luego de unos segundos volvieron a subir para cerrar la noche tres horas con cinco minutos después con la canción "Los dos plebes". 

Galeria del Concierto de Los Tigres del Norte / Sipse.com

Advertisement
X