Conéctate

Busca aquí tu evento favorito

Atlante FC

Atlante Golea al Puebla en el Andres Quintana Roo

Con gran futbol y contundencia, Atlante logró su primer triunfo del torneo tras golear 5-1 a Puebla en juego correspondiente a la tercera jornada del torneo Apertura 2011 disputado en el estadio Andrés Quintana Roo.

Fue una noche redonda en Cancún, en donde Christian Bermúdez se convirtió en el gran héroe, el Pequeño Gigante Azulgrana anotó dos tantos y comandó la ofensiva que terminó goleando a los poblanos.
Gerardo Venegas abrió la cuenta, luego Giancarlo la aumentó, Hobbit anotó un par de goles y al final Juan Cuevas cerró la noche con tanto soberbio.
La obligación de ganar era grande y el equipo estuvo a la altura, haber perdido hubiera representado una situación muy incómoda y los jugadores supieron sacar el pecho y sobretodo lograron reencontrarse con el gol.

Atlante no había anotado un solo gol en los dos primeros juegos de este Apertura 2011 y en hora y media le metió cinco al Puebla, y pudieron ser más, el conjunto dirigido por Miguel Herrera se cansó de generar oportunidades de gol, y hubo incluso, una salvada en la línea por un defensa poblano, así que la ventaja pudo ser mayor.

Anuncios.
El conjunto cancunense salió a la cancha con un equipo muy distinto al que venía jugando en los primeros dos juegos del torneo. Óscar Rojas y Osvaldo Martínez fueron las novedades en el equipo titular, mientras que Jorge Hernández volvió al once inicial, luego del primer partido que le tocó arrancar ante Chivas. Otra de las novedades del técnico azulgrana fue ver a Juan Cuevas jugar más retrasado, como carrilero por izquierda, lo que permitió la entrada de Osvaldo mediocampo.
El once inicial azulgrana fue con Moisés Muñoz en la portería, acompañado en defensa por Óscar Rojas, Diego Ordaz, Alex Diego, Gerardo Venegas y Juan Cuevas; en mediocampo Daniel Guerrero volvió a compartir la contención con Jorge Hernández, mientras que Osvaldo Martínez y Christian Bermúdez jugaron como volantes detrás de Giancarlo Maldonado.
EL partido fue de menos a más, en intensidad y dominio. Los primeros 20 minutos fueron bastante parejos ante un rival que vino a buscar su partido, durante el inicio del encuentro hubo llegadas por ambos equipos, sin embargo, eso se acabó en el momento en el que Atlante tomó la ventaja en el marcador.
EL primer gol vino en táctica fija al minuto 23, tras el cobro de un tiro de esquina, fue Osvaldo Martínez quien recibió la pelota en la entrada del área grande y sacó servició al área chica, donde lo esperaba sólo Venegas, quien no dudo y mandó el balón al fondo de la portería.
El golpe fue macizo contra el rival, ya que 13 minutos después y tras un agobio azulgrana constante sobre la meta poblana, vino la mano de Luis García y con ello el penalti que Giancarlo Maldonado cobró de gran forma para poner el segundo de la casa.
Cuando el primer tiempo estaba por terminar vino el pase de Jorge Hernández que dejó sólo a Christian Bermúdez, quien con gran categoría venció al guardameta Mario Rodríguez, ese fue el golpe letal, ya que antes del descanso la goleada ya estaba hecha y el rival no veía por donde podía darle la vuelta al marcador.
En la segunda parte Puebla trató de ir con todo al frente y encontró premio al esfuerzo al minuto 57 cuando Lucas Silva, (ex azulgrana en el Mundial de Clubes 2009), anotó el gol que ponía a la visita en el marcador. Habrá que decir del gusto que dio ver en la cancha a viejos conocidos del Atlante, como fueron Gabriel Pereyra y Alán Zamora, dos jugadores que en su momento fueron consentidos de la afición azulgrana.
Pero a pesar del gol visitante, el local supo manejar el encuentro, el técnico Miguel Herrera hizo sus cambios y el equipo volvió a funcionar como en la primera parte. Entraron Mario Ortiz y Arturo Muñoz por Osvaldo Martínez y Giancarlo Maldonado respectivamente, luego ya con el 4-1 en la bolsa salió El Hobbit en medio de una gran ovación en sustitución de Matías Cordoba.
Pero antes de salir Christian Bermúdez tenía todavía algo que decir, Óscar Rojas había dado un partidazo y culminó su participación con un gran servicio al 10 azulgrana, quien no falló, anotó el cuarto tanto para los cancunenses y con ello selló su noche con dos goles para su cuenta.
Cuando el partido estaba por terminar y parecía todo liquidado apareció el golazo de Cuevas y entonces sí la goleada terminó con un broche de diamante. Atlante había recibido cinco goles en dos partidos y ahora en uno sólo anotó la misma cantidad, un triunfo que llena de confianza el entorno atlantista previo a un partido tan importante como es del próximo sábado en la Ciudad de México ante Cruz Azul.
Advertisement