Conéctate

Busca aquí tu evento favorito

Deportes

Chelsea Campeon de la Champions 2012

La maldición se acabó y Chelsea por fin entró al Olimpo europeo como monarca continental. No fue un juego sencillo para los Blues, estuvieron a minutos de ser perder la copa hasta que apareció el que sin duda fue el mejor jugador del torneo para ellos, Didier Drogba para empatar el juego y dejar la mesa puesta para queentre él y Peter Cech se vistieran de héroes en la tanda de penales.

El primer tiempo es cierto que quedó a deber, Chelsea imitó el juego ante el Barcelona y logró cerrar todos los espacios para el conjunto alemán que se encontró con una muralla azul que a pesar de no contar con su capitán y líder de la zaga John Terry presentó una buena defensa a los embistes teutones.
Para el complemento, la tónica del encuentro no cambió mucho, sin embargo, cuando parecía que el 0-0 era inminente, apareció Toni Kross para enviar un centro pasado que encontró la cabeza de Thomas Muller e hizo estallar en júbilo el Allianz Arena. El Bayern se sentía campeón, hasta que apareció la figura de Didier Drogba.
Con el reloj prácticamente marcando la hora, Chelsea consiguió su primer y único tiro de esquina hasta el momento. El centro fue a primer poste y ahí se levantó Didier Drogba para girar la cabeza y poner un remate certero a donde estaba Manuel Neuer que nada pudo hacer ante la potencia que llevaba el balón.
En el tiempo extra el momento importante llegó cuando Arjen Robben tuvo un penal a favor de su equipo pero que terminó entregando al arquero Peter Cech que se lanzó a su izquierda para en dos tiempos quedarse con el esférico y las ilusiones de los aficionados germanos.
La emoción llegó a su punto máximo en la tanda de penales. Philipp Lahm cobró de manera correcta, Juan Mata erró su disparo y sin fallas cobraron Mario Gómez, David Luiz, Manuel Neuer, Frank Lampard hasta que apareció el croata Ivica Olic que falló su disparo atajado por Cech.
El desenlace fue caótico para los de casa. Ashley Cole empató la serie de penales, luego llegó el casi siempre seguro Bastian Schweinsteiger para ser víctima de la altura del portero checo que rozó y mandó al poste el balón. El final no pudo ser mejor para los Blues, Didier Drogba tomó el balón, se paró con propiedad ante Neuer a quien engañó y tocó tierra prometida por primera vez en la historia del club londinense.
Anuncios.
Advertisement